¿DOLOR EN LOS DIENTES AL TOMAR UN HELADO? TIENES SENSIBILIDAD DENTAL

Sensibilidad dental

¿Te duelen los dientes cuando comes un helado o bebes un refresco? Tranquilo, no eres el único, pero hay qué ver por qué tienes esa sensibilidad dental y tratarla. Se estima que entre el 40 y el 60 % de la población adulta en España sufre sensibilidad dental en algún momento de su vida, según datos de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA).

Esta cifra puede variar según la edad, el sexo y otros factores demográficos, pero, en todo caso, la sensibilidad dental es un problema común que afecta a muchas personas. Se produce cuando se experimenta dolor o molestias en los dientes al entrar en contacto con estímulos como alimentos o bebidas frías, calientes, dulces o ácidos.

Aunque es algo bastante común, no por ello deja de ser importante y debe identificarse el origen y tratar el problema. Las principales causas que provocan esas molestias al ingerir alimentos fríos o calientes son:

  • La erosión del esmalte dental: cuando el esmalte que recubre y protege los dientes se va desgastando, la dentina (la capa debajo del esmalte) queda más expuesta y menos protegida, por lo que puede generar sensibilidad.
  • Retracción de las encías: la periodontitis o gingivitis (inflamación de las encías por formación de placa o sarro) hace que éstas se retraigan, lo cual puede exponer las raíces de los dientes, provocando sensibilidad en los mismos.
  • Bruxismo: apretar los dientes o rechinarlos, sobre todo durante la noche, también es un motivo de desgaste del esmalte dental con el tiempo, provocando también sensibilidad en los dientes.
  • Mal cepillado: un cepillado de dientes demasiado vigoroso o con un cepillo de cerdas duras puede desgastar el esmalte y contribuir a la sensibilidad de las piezas dentales.
  • Caries: las caries pueden exponer la dentina y los nervios sensibles, provocando sensibilidad al frío y al calor, entre otros estímulos.

Síntomas de alarma de sensibilidad dental

Uno mismo puede reconocer si sufre sensibilidad dental y acudir al especialista para tratarla. Como hemos comentado, si consumes alimentos o bebidas frías, calientes dulces o ácidos y te molestan los dientes, hay sensibilidad dental. También se puede detectar si al cepillarse los dientes hay molestias o cuando se mastican alimentos duros. Otro motivo de alarma es si al respirar aire frío se nota dolor en los dientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.