EL BLANQUEAMIENTO DENTAL, PARA UNA SONRISA DE PELÍCULA

blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es uno de los tratamientos de estética dental más demandados. Incluso ahora, en época de mascarilla. Igual que no descuidamos nuestra higiene dental porque tenemos que llevar mascarilla en público, también podemos seguir apostando por embellecerla.

Así, cuando salgamos a comer fuera de casa o tomar algo en una terraza, tendremos que quitarnos la mascarilla. Cuando estemos en la playa y mantengamos la distancia de seguridad con quienes nos rodean, podremos tomar el sol sin ella. Por tanto, nuestra sonrisa seguirá viéndose en ocasiones y querremos que sea de película.

Hay varios tipos de tratamientos estéticos de este tipo, pero no todos son iguales ni ofrecen los mismos resultados. Sin embargo, lo más importante es que el blanqueamiento lo haga un profesional.

¿En qué consiste el blanqueamiento dental?

Se trata de un tratamiento indoloro, rápido y muy eficaz. Consiste en reducir la tonalidad del esmalte de los dientes para que luzcan más blancos y brillantes. Para ello, el dentista hace una evaluación y valora la tonalidad del paciente para ver los posibles resultados y determinar con él las expectativas.

Tipos de blanqueamientos

Una de las técnicas de blanqueamiento que se realiza en las consultas dentales es el de fotoactivación. Consigue aclarar varios tonos el color de los dientes. También resulta útil en aquellos pacientes con tinciones en los dientes provocadas por medicamentos, como ciertos antibióticos (tetraciclinas), aunque los resultados son más impredecibles.

Se realiza mediante una lámpara LED de alta intensidad. El tratamiento se hace en la propia clínica y de forma ambulatoria. Primero, se protegen las encías con una funda especial. Posteriormente, se aplica un gel blanqueante, cuya acción se potencia gracias a la luz LED. La intensidad de la luz se puede ajustar.

Una vez realizado el tratamiento, se debe evitar el consumo de sustancias que puedan teñir los dientes, al menos durante las 72 horas posteriores al blanqueamiento. Esto es así porque se debe cerrar el poro del esmalte antes de tomar cualquier alimento que pueda manchar los dientes.

Además, el dentista puede indicar al paciente que continúe un tratamiento adicional en casa. Se trata del uso de una pasta blanqueadora cada cierto tiempo y una férula para potenciar el blanqueamiento en los casos de dientes muy amarillentos (blanqueamiento mixto).

En algunos tratamientos terapéuticos, como las endodoncias, se puede practicar el llamado blanqueamiento interno. Se trata de aplicar la pasta o el gel blanqueante desde el interior del diente. Esto se suele practicar porque los dientes pueden oscurecerse por las endodoncias. Sin embargo, este tratamiento necesita varias sesiones.

Tratamientos en casa, pero no caseros

En los últimos años, han ido apareciendo en blogs y webs supuestos métodos caseros de blanqueamiento dental. Aunque son muy económicos, son procesos que no ofrecen buenos resultados e, incluso, pueden dañar los dientes. El zumo de limón, el bicarbonato, el ácido cítrico de la fruta y otras sustancias “naturales” que hay personas que utilizan o de las que se habla como agentes blanqueantes debilitan el esmalte dental. Incluso, el bicarbonato sódico es abrasivo, por lo que daña las primeras capas dentales, dejando el diente más susceptible a sufrir caries e hipersensibilidad dental.

Así que, si prefieres optar por un tratamiento en de esclarecimiento de los dientes en casa, lo mejor es que sea un tratamiento pautado por un profesional. Para ello, se deben hacer moldes de la dentadura del paciente para confeccionar unas férulas de plástico transparente sobre las que se aplica el gel blanqueador. Este método consiste en colocarse las férulas con el gel durante el tiempo que haya pautado el dentista. El odontólogo indicará también la duración de este tratamiento.

En resumen, los tratamientos de blanqueamiento dental pueden hacerse en casa, pero no ser caseros. En cualquier caso, lo mejor es pedir la opinión de un profesional para que valore la opción más idónea a cada caso. Pídenos cita si quieres lucir una sonrisa más blanca este verano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *